8 abr. 2015

Compritas para mis peques: 7 prendas para esta primavera

Hoy os traigo un ejemplo práctico de cómo combinar un must have de temporada con prendas de fondo de armario.

No sé vosotras pero yo a mis hijos temporada tras temporada les compro siempre lo mismo: para invierno dos jeans, dos pantalones de pana, un chándal, una sudadera con borrego o acolchada, 3 o 4  t-shirt de manga larga de sport, 2 o 3  camisas y 3 o 4 suéter de lana. Básicamente eso.

Y para primavera-otoño: jeans, pantalón tipo chino, camisetas de manga corta, sudaderas y camisas. En otro post ya os conté qué básicos de verano les compro (podéis verlo aquí).

Lo que hoy quiero enseñaros es que, con apenas 5 prendas básicas y una de tendencia podemos tener infinidad de outfits. Imaginación al poder. Aquí os dejo mis propuestas:








Para esta primavera he arrasado en Zara. El color tendencia para esta temporada es sin duda el color amarillo. Nada más ver esta sudadera en Zara me lancé a por ella, je je. Lejos de lo que pueda parecer, el amarillo es un color muy combinable: con gris, con azul marino, con beige, con verde militar y, por supuesto, con negro o blanco.

Las prendas en cuestión son estas: unos jeans grises lavados, unos chinos beige, una camisa cuello mao blanca, una camiseta navy,  la sudadera amarilla y un pañuelo.


Además de esto, una parka de H&M y un chaleco de una tienda local de Rota


 Del pañuelo  me gustó su versatilidad: en una parte es amarillo con rayas marino, en otras con rayas blancas y en otras solo amarillo. De manera que en función de cómo lo dobles lo puedes combinar con unos colores u otros.

Aquí tenéis un look de sport pero con un toque chic que le da el pañuelo y la camisa: 


Un poco menos arreglado si le ponemos el chaleco en vez de la parka.


Pantalones chinos con una simple camiseta y el pañuelo y ya tienes un look muy arregladito y a la última:


La sudadera, a pesar de tener capucha, viste bastante al combinarla con los chinos. Y si cambias la camiseta por la camisa blanca, mucho más. Las cremalleras de abajo permiten que se vea la prenda de abajo si no se cierran y le dan ese toque desaliñado. ¿No os parece?


Seguimos con otra propuesta arreglada. La que les puse para el domingo de Ramos. Con camisa y chinos, el toque del pañuelo fue lo más je je.


Mirad ahora este otro look completamente desenfadado para pasar una tarde de juegos.


Y este, sin embargo, más "vestido" a pesar de la camiseta. 


¿Veis cómo varía por completo con solo cambiar la camiseta por la camisa?


¿Y cambiando el pantalón? 


Lo mismo ocurre con esta propuesta: el cambio de pantalón cambia por completo el look.


Pues ya veis que con muy poquitas prendas tenemos muchas opciones diferentes. No hace falta comprarles muchas prendas, sino comprar las adecuadas (básicos y un par de tendencia) y combinarlas de mil formas.